Publicado el

La creación del Señor de los Anillos

Recorre los orígenes y descubre los fundamentos que J. R. R. Tolkien usó en la creación del Señor de los Anillos, la Tierra Media y su universo de fantasía.

por I. C. Tirapegui (extracto)

Lo primero es aclarar que con la misma información las personas hacen cosas diversas. Ergo, lo más importante a la hora de interpretar el proceso de creación del Señor de los Anillos, o de cualquier otra obra, es que nace de las experiencias de su autor. En este caso, de la psiquis de maese J. R. R. Tolkien.

Con esta idea en mente, aquí solo revisaré el marco teórico de la obra de Tolkien, es decir, la información que todo su contexto social comparte, pero que solo él usó para crear sus libros. Porque para crear un planeta completo, no basta con una idea o dos. Se necesita mucho más, un orden social, una historia que da origen a dicho orden social, valores y creencias compartidas, y más. Mucho más.

Por suerte, Tolkien contaba con todo eso. Tiene a su haber, la historia compartida de la Europa medieval, más la mitología nórdica. Así que en realidad, el sustrato donde brota la Tierra Media es un universo literario gigante. O en pocas palabras: usa su historia y cultura para construir un mundo de fantasía.

Ahora, afinemos el discurso con los datos concretos que ayudan a conocer el origen de la Tierra Media:

  1. Mitología nórdica. Los cimientos.
  2. Invasión de Britania por los pueblos germánicos. La historia compartida.
  3. Textos fundamentales:
    • Beowulf, anónimo. Entre el S VIII y XI.
    • El Cantar de los Nibelungos. Anónimo. S XIII
    • Relatos del rey Arturo.

Maese Tolkien, quien es escritor, poeta, filólogo, lingüista y profesor universitario, seguramente tomó esta información, más varios otros textos relacionados, y una semilla brotó en su mente: escribir la historia de un continente como Europa, en un planeta como la Tierra. Pero es un mundo muy diferente al nuestro, con magia, dragones y elfos, y sin embargo, se parece mucho a Britania en su época más triste y bárbara, cuando la Iglesia, en nombre de Dios, destruyó todo el conocimiento: la Edad Media.

Ahora revisemos cada uno de estos puntos y como se relacionan en la creación del Señor de los Anillos…

Mitología Nórdica

Esta es la base de todo, donde nace la fantasía. Y dice más o menos así… en la mitología nórdica, escandinava o germánica, el mundo es un disco plano que está en la base del árbol Yggdrasil. Este es el árbol de la creación, eje del universo y sostiene a los nueve mundos que existen.

Algunos de los 9 mundos que componen esta cosmovisión son: Asgard, donde viven los dioses; Jötunheim, donde habitan los gigantes; Alfheim, reino de los elfos de luz; y Svartálfaheim, hogar de los elfos oscuros. Al otro extremo de Asgard está Niflheim, el reino de las tinieblas y justo entre ambos se encuentra Midgard, o la Tierra Media, el mundo habitado por los humanos.

En este universo arbóreo habitan varias criaturas fantásticas, como el dragón Nidhogg, que roe las raíces para derribar al Yggdrasil y desencadenar el Ragnarök. Por su parte, el Águila reposa en la cúspide del árbol y desde ahí vigila los nueve mundos. Además está la ardilla Ratatösk, que corretea de las raíces a la copa, llevando noticias falsas del dragón al águila y viceversa, y asi siembra la discordia entre ellos.

Seres sobrenaturales

En la mitología nórdica existen muchos seres sobrenaturales y como suele suceder, hay escalafones. Los principales son los dioses y existen 3 clases de deidades: los Æsir, los Vanir y los Jotun.

los Æsir

La principal clase de deidad son los Æsir. Ellos habitan en Asgard y tienen género: Æsir (dioses) y Asynjur (diosas). Todos ellos componen una asamblea, encabezada por Odín, el padre de todo y el más poderoso de los dioses.

Otros dioses son: Thor, dios del trueno; Balder, dios de la belleza y la inteligencia; Tyr, dios del valor; Bragi, dios de la sabiduría y la elocuencia; Heimdall, guardián de los dioses; Höðr, el misterioso dios ciego; Frigg, esposa de Odín, la vidente; Eir, la curandera; Sjöfn, que conduce a los hombres hacia el amor; Var, diosa de los juramentos; Syn, la guardiana de las puertas; Iðunn, esposa de Bragi; Loki, el gran embaucador; entre otros.

Los Vanir

Las razas nórdicas también reconocían el poder de los dioses del mar, el viento, los bosques y las fuerzas de la naturaleza. Se denominan Vanir, vivían en Vanaheim y gobernaban sus dominios a su deseo (cualquier similitud con los Valar es una obvia coincidencia).

Los Jotuns

Los jotuns son seres peligrosos para los hombres y generalmente se traduce como «gigante», «trol» o «demonio». En simple, son seres monstruosos y enormes, pero también son sabios y ricos.

Otros seres sobrenaturales

  • Nornas: Urðr («lo que ha ocurrido»), Verðandi («lo que está ocurriendo») y Skuld («lo que debería suceder»). Ellas  residen en las raíces de Yggdrasill e hilan el destino de los hombres,  y con un hilo de oro, el de los héroes. Cualquier similitud con las Moiras, de la mitología griega, es solo coincidencia. Plop.
  • Valquirias: las Valquirias son féminas seleccionadas personalmente por Odín. Son guerreras vírgenes, de gran belleza y fuerza, cuya misión es llevar al Valhalla a los guerreros caídos en batalla, donde curan sus heridas y agasajan sus sentidos. Su residencia habitual es Vingólf y son comandadas por la diosa Freyja.
  • Enanos: los enanos son una raza especial; evolucionaron de los gusanos que se comieron el cadáver de Ymir, quien fue asesinado por los dioses al principio de los tiempos. Por eso les gusta vivir bajo la tierra y su principal ocupación es la minería y la metalurgia. Sus conocimientos les permite forjar objetos mágicos para héroes y dioses.
  • Elfos: los elfos son dos grupos: los álfar de luz (ljósálfar), que viven en el cielo, en el reino Alfheim; y los álfar negros u oscuros, que realmente no son elfos, sino una variante de los enanos, que se reprodujo con elfos y dioses. Con el tiempo, la imagen noble de elfos altos y bellos, cayó en el olvido y se pasó a la concepción del elfo como una criatura pequeña y traviesa, o duende.

dinosaurios y dragones

Bestias y Monstruos

Otros seres sobrenaturales que destacan en esta mitología son las bestias que desafían a héroes y dioses. Entre ellos está Fenrir, el lobo gigante, y Jörmungandr, la serpiente marina que rodea al mundo. Estos dos monstruos son la descendencia de Loki y la gigante Angrboda.

Criaturas más benévolas son Hugin y Munin (pensamiento y memoria), los 2 cuervos de Odín, y Ratatösk, la ardilla que sube y baja por el Yggdrasil. También existe el dragón Nidhogg y el águila sin nombre, quienes habitan, respectivamente, en las raíces y la cúspide del árbol Yggdrasil.

Invasión de Britania en el S V

Según la obra de Beda, los pueblos anglos, sajones y jutos, invadieron y colonizaron Britania entre los siglos V y VI. La lengua, cultura y poder político britón fue reemplazado en los territorios conquistados, pero los britones persistieron en Gales, Cornualles y, durante un tiempo, en la zona Norte de Inglaterra y Sur de Escocia. Durante este periodo, muchos britones emigraron al continente, estableciéndose en las zonas de Bretaña y Armórica, en la actual Francia y en Britonia, un asentamiento situado entre Galicia y Asturias, en España. Sin embargo, es evidente que debido a esta migración masiva, los bretones asimilaron la cultura, lenguaje, costumbres y mitología de los invasores.

Infografía invasión de Britania

Los reyes de la invasión

Estos son los reyes fundadores de los primeros reinos anglosajones en Inglaterra:

  • Oisc de Kent, hijo de Hengest (…-516)
  • Aelle de Sussex (…-514)
  • Icel de Mercia (…-527)
  • Cerdic de Wessex (…-534)
  • Ida de Bernicia (…-559)
  • Wehha de Estanglia (…-571)
  • Aescwine de Essex (…-587)

Y como dicen los sabios, para entender tu presente, debes revisar tu pasado. Pues esta invasión entrega a los habitantes del Reino Unido una base cultural común con los pueblos nórdicos. Y después de 1.500 años, J. R. R. Tolkien usa esta mitología para la creación del Señor de los Anillos.

Textos Fundamentales

Por supuesto, no puedo saber si estos textos son los que inspiran a maese J. R. R Tolkien, pero sí son obras fundamentales para comprender la mitología nórdica y por varias similitudes, se puede suponer su influencia en la creación del Señor de los Anillos.

Beowulf

Beowulf es un poema épico que fue escrito en inglés antiguo y verso aliterativo. Tanto el autor como la fecha de creación son desconocidos, aunque los académicos lo datan desde el siglo VIII al XII d. C. La obra está incluida en el «Códice Nowell», pero es tal la fama del poema, que se lo suelen llamar «Manuscrito Beowulf». Aunque el poema no tiene título en el manuscrito, se le ha llamado Beowulf desde principios del siglo XIX.

Tiene dos grandes partes: la primera sucede durante la juventud del héroe y narra cómo acude en ayuda de los daneses o jutos, quienes sufren los ataques de Grendel, un jotun gigantesco, y tras matarlo, se enfrenta a su madre. En la segunda parte, Beowulf es el rey de los gautas y pelea hasta la muerte con un feroz dragón.

Canto I

La acción se desarrolla en Dinamarca, en la isla de Selandia, donde el palacio Heorot es asolado por el troll Grendel. La música y alegría enoja al monstruo, quien se ensaña con los daneses y los devora.

Los ataques del ogro obligan a la corte del rey Hrothgar, a abandonar la sala durante las noches. Esta situación se prolonga durante 12 años, hasta que llega a oídos de Beowulf, un intrépido héroe gauta (o godo) que parte en auxilio del monarca junto con 14 guerreros.

Beowulf, sobrino del rey de Gëatlantt, ofrece su ayuda a Hrothgar. La primera impresión del rey es de escepticismo, pero acepta su ofrecimiento. Luego de un espléndido banquete, los daneses abandonan la sala y la dejan bajo la vigilancia de los gautas. Grendel ataca esa misma noche y Beowulf lucha cuerpo a cuerpo con el engendro. Durante la batalla, el trol pierde un brazo y huye mal herido para morir en su cueva.

La reina Welto premia a Beowulf con un collar y se hace una celebración en su honor.

Canto II

La mañana siguiente todo es regocijo en Heorot, pero por la noche, la madre de Grendel, mucho más feroz que su hijo, se presenta para vengarlo. Mata a Ésker, hombre de Hroðgar y se marcha, llevándose el brazo de su hijo.

Beowulf y su comitiva siguen a la criatura hasta su cueva, la cual encuentra tras nadar casi un día en las profundidades de un lago atestado de criaturas sobrenaturales. Beowulf y la madre troll combaten a muerte en un mágico recinto submarino. El gauta, cuando está a punto de ser derrotado, encuentra una gigantesca espada con la que mata a la madre. El héroe decapita el cadáver de Grendel y retorna a Heorot con sus trofeos.

Tras una magnífica celebración y luego de recibir las riquezas prometidas por Hroðgar, Beowulf vuelve a su tierra.

Canto III

De regreso en Gautlandia, Beowulf se entrevista con su tío Hygelac y le cuenta de sus hazañas en tierras danesas. Ambos intercambian dádivas y se anuncian futuras hostilidades entre los gautas y los headobardos.

Canto IV

Después de suceder a su tío Hygelac, Beowulf reina por cincuenta años. Entonces ocurre que un hábil y osado ladrón, entra en la cueva del dragón y roba una copa de plata, oro y piedras preciosas. Enfurecido, el dragón asalta y destruye el pueblo del ladrón y mata a todos sus habitantes.

Beowulf sale a su encuentro para vengar a su gente, pero el dragón aterroriza tanto a sus súbditos, que solamente su sobrino Wiglaf se ofrece para acompañarle. Después de una cruenta batalla, logran acabar con la bestia, pero Beowulf, gravemente herido, encomienda a su sobrino apoderarse del tesoro del monstruo y utilizarlo para reconstruir el reino.

Beowulf muere y recibe un funeral tradicional: su cuerpo es colocado en una pira funeraria e incinerado. Luego se construye un túmulo con vista al mar y allí se colocan sus restos, junto al oro del dragón.

El Cantar de los Nibelungos

El Cantar de los nibelungos es un poema épico de la Edad Media, escrito en el siglo XIII, anónimo y de origen germano. Narra las aventuras de Sigfrido, un cazador de dragones de la corte de los burgundios.

En el texto se reúnen muchas de las leyendas germánicas, mezcladas con hechos históricos y creencias mitológicas que, por la profundidad de su contenido, complejidad y variedad de personajes, es la epopeya nacional alemana, de la misma forma que El Cantar del mío Cid lo es en España, el Cantar de Roldán en Francia o La Araucana en Chile.

Además de Tolkien, muchos otros se han inspirado en El Cantar de los Nibelungos para crear sus obras, como el compositor alemán Richard Wagner y su tetralogía operística Der Ring des Nibelungen (El anillo del nibelungo) o el director Fritz Lang, quien en 1924 la llevó al cine, con el título de Los nibelungos. Incluso dos chilenos usaron esta leyenda para crear el cómic Sigfrido: Mario Igor y Vittorio Di Girolamo.

Aunque hay varias versiones y títulos para este cantar épico, el relato coincidente es más menos este:

Sigfrido vence a los nibelungos

Sigfrido se encuentra con unos hombres que sacan un tesoro. Al verlo, los hombres le piden ayuda para llevar el tesoro y si lo hace, él se quedará con una parte. Sigfrido los ayuda, pensando en las grandes riquezas que obtendrá, pero cuando están por terminar, los hombres traicionan a Sigfrido e intentan asesinarlo.

Sigfrido sale victorioso del combate y se queda con todo el tesoro. Sin embargo, se dice que el tesoro tiene un anillo maldito. Hasta aquí, bastante parecido al inicio de la historia de Aladino, incluido el anillo de poder (sobre el genio, jejeje).

El punto débil de Sigfrido

Sigfrido y Krimilda son hijos de reyes, quienes tras múltiples peripecias, se conocen y se casan. Por otra parte, el hermano mayor de Krimilda, el rey Gunter, desea casarse con Brunilda, reina de Islandia. Ella se caracteriza por su belleza, su vigor físico y su bravura, y porque el hombre que quiera casarse con ella, debe vencerla en combate. Por ello, Gunter desafía a Brunilda y la vence con ayuda de Sigfrido y un manto mágico que lo vuelve invisible (Harry Potter wtf!!).

Al poco tiempo se descubre la treta de Sigfrido y Gunter, lo que provoca la enemistad entre Brunilda y Krimilda. Para vengarse, Brunilda usa a Hagen, un caballero que desea poseer el tesoro nibelungo de Sigfrido. Para hacerlo, debe derrotar a Sigfrido, de quien se dice es invencible, pues bañó su cuerpo con la sangre de un dragón. Pero Gunter averigua por Krimilda que cuando Sigfrido se baño con la sangre del dragón, una hoja cubrió su espalda, dejando vulnerable el omóplato. Así es como Hagen mata en una cacería a Sigfrido, y luego arrebata el tesoro a Krimilda y lo esconde.

La desconfianza de Hagen

La segunda parte ocurre 6 años después. Atila, rey de los hunos, desea casarse con Krimilda, quien accede para vengarse del asesino de Sigfrido. Krimilda va al reino de Atila, se casa con él y tienen un hijo. 13 años después, ella le pide a su esposo que invite a su hermano, el rey Gunter y todo su séquito. Esto, por supuesto, incluye a Hagen.

Venganza de Krimilda

Gunter y Hagen, acompañados de mil guerreros, tras un largo viaje llegan donde Atila. Poco tiempo después empiezan las escaramuzas. Al principio con poca intensidad, pero después se generalizan.

Al principio mueren los personajes secundarios y luego los caballeros más imprtantes. Hagen asesina al hijo de Krimilda y Atila, pero al final, Gunter y Hagen son derrotados y hechos presos. Krimilda exige a Hagen que les diga dónde está el tesoro de Sigfrido, y tras la negativa del prisionero, lo mata. Luego el caballero Hildebrando venga a Hagen y asesina a Krimilda.

Y con este final de tragedia de Shakespeare, concluye el “Cantar de los nibelungos”.

Los relatos del rey Arturo

El rey Arturo (Arthur en inglés), también conocido como Arturo de Bretaña, es un famoso personaje de la literatura europea, especialmente inglesa y francesa, donde lo representan como el monarca ideal, tanto en la guerra como en la paz. Según algunos textos medievales tardíos, Arturo fue un caudillo britanorromano que dirigió la defensa de Gran Bretaña contra los invasores sajones a comienzos del siglo VI (te suena esta parte de la Historia). Aunque sus relatos pertenecen al folclore y a la literatura, se ha planteado que pudo ser una persona real o al menos, un personaje basado en una persona real. La realidad inspira a la ficción.

Las primeras referencias a Arturo se encuentran en la literatura celta, en poemas galeses como el Y Gododdin. El primer relato de la vida del personaje se encuentra en la Historia Regum Britanniae (Historia de los reyes de Britania), de Geoffrey de Monmouth.

Monmouth presenta a Arturo como el rey que derrotó a los sajones y estableció un imperio en las islas británicas. En su relato aparece el padre de Arturo, Uther Pendragon, y su consejero, el mago Merlín, además de otros elementos clásicos, como la espada Excalibur. También menciona el nacimiento de Arturo en Tintagel, así como su batalla final contra Mordred en Camlann y su retiro posterior a la isla de Ávalon, junto con el hada Morgana, alumna de Merlín.

A partir del siglo XII, Arturo fue protagonista de un conjunto de leyendas Británicas, pero también figura en numerosos romances franceses. Así fue como Chrétien de Troyes añadió otros elementos esenciales a su leyenda, como la figura de Lanzarote del Lago y el Santo Grial.

Después de la Edad Media, la literatura artúrica experimentó un declive, pero resurgió durante el siglo XIX y continúa hasta el día de hoy. Y como prueba, hay por lo menos 5 adaptaciones audiovisuales del mito.

La creación de Arda y la Tierra Media

Como se puede apreciar, Tolkien contó con una gran cantidad de información para crear su mundo de fantasía. Desde religiones milenarias a códices anónimos, desde poemas épicos a novelas modernas. Y gracias a esta información, maese J. R. R. Tolkien realiza la creación del Señor de los Anillos, la Tierra Media, Arda, el Hobbit y todos los demás habitantes de este mundo mágico.

Incuso voy más allá y al final de la tercera Era o cuando termina The lord of the Rings, los seres mágicos se van para dejar la Tierra Media a los hombres condenados a morir, igual que Midgard en la mitología nórdica. También se puede unir de forma directa las diferentes razas de la Tierra Media con los seres sobrenaturales de esta mitología. Obviamente, hay algunos que se conectan solos, como elfos, enanos, el dragón y las águilas. Pero hay otros seres que no existen directamente en la mitología escandinava, pero que igualmente se infieren de ella, como orcos y troles.

Si bien, estas 2 razas no existen en la mitología nórdica como tales, sí existen los elfos oscuros, que son elfos cruzados con enanos y por sus características, bien podrían ser elfos malos o más propiamente dicho, orcos. Asimismo, los gigantes o Jotun, también son traducidos como Troll o demonio, lo cual calza perfecto con el imaginario de la Tierra Media. Respecto de Melkor y sus hermanos los Valar, juntos son los creadores de Arda y parecen tener perfecta consonancia con los Vanir, los dioses de la naturaleza según la mitología germánica.

Quizá los únicos que escapen de este censo de las razas que habitan en la Tierra media, son los magos (Saruman, Gandalf y otros), el servidor de Melkor, Sauron y mis favoritos, los pastores de árboles, los Ents. Por supuesto, no pueden quedar fuera los grandes pequeños héroes de la Tierra Media: los hobbits. En cuanto a los monstruos y criaturas mágicas, si creas un mundo mágico sin criaturas como Ella la Araña o el Valrog, pues bueno, mejor no creas nada.

Si quieres leer más sobre Arda o la Tierra Media, sigue los links.

Aquí termina este análisis del proceso de creación del Señor de los Anillos, que si bien no es digno de una tesis, sirve como orientación para quienes deseen saber más del mágico mundo de Arda, la Tierra media y todo el universo de fantasía creado por maese J. R. R. Tolkien.


Comenta con tus amigos

comentario

Comenta con tus amigos...