Publicado el

Battlestar Galactica: cuando el remake supera al original.

Battlestar Galactica (o Galáctica, astronave de combate) es una serie de ciencia ficción que tiene un ojo en el pasado y otro en el futuro.

Battlestar-Galactica-ayer-hoy

por Andrés Tillería

La serie original

Corría la década del 80 cuando llegó a las pantallas chilenas una serie de ciencia ficción llamada Battlestar Galactica, o como fue conocida popularmente “Galáctica, astronave de combate”.

Ampliamente influenciada por el fenómeno Star Wars (de hecho mucho se especuló de que los vipers de esta serie no eran más que X-Wings modificados “a la mala”) y aderezada por la aparición de Lorne Green (el padre de los Cartwright en Bonanza) en el papel del heroico Comandante Adama y Dirk Benedict (Faz en Los Magníficos – The A Team) en el rol del Capitán Apollo.

Battlestar-Galactica-afiche-vintageLa historia, como todas las series de aquel entonces, era bastante inocente: existen en el espacio distante 12 planetas colonia de seres humanos que viven en paz y armonía, salvo por la milenaria guerra contra los Cylons, una raza de robots malvados que solo desean la erradicación de la raza humana. Entonces, a punto de firmar un tratado de paz con los Cylons, las máquinas atacan a los humanos de forma sucia y traidora (¿les dije que eran malos?), y destruyen todos los planetas colonia con toda la flota de guerra humana.

Con los pocos sobrevivientes y al mando de la Galáctica, única astronave que se salva del holocausto Cylon, el Comandante Adama decide aventurarse en el espacio en busca del mítico treceavo planeta, pero son seguidos de cerca por la flota Cylon, comandada por el traidor humano Baltar.

Con un despliegue de efectos especiales que en su tiempo nos encandilaron y que hoy nos dan algo de risa, diálogos bastante cliché y una “mascota” extraterrestre que curiosamente parecía una especie Ewok atropellado, Galactica acompañó durante muchas tardes a quienes rondamos los 40. Lamentablemente su vida fue en extremo corta, sólo una temporada de 21 capítulos, que nos dejó un sentimiento de orfandad que no fue sanado hasta el año 2003.

Battlestar Galactica: el remake

NUP_111710_1900

El 2003 llega a la TV una apuesta arriesgada: resucitar Battlestar Galactica, manteniendo buena parte del hilo argumental original, pero con un guión más maduro, lleno de drama, intrigas políticas y eliminando todo vestigio de Ewoks atropellados (afortunadamente).

En un inicio existían 12 colonias, cada una de ellas llamada por la constelación del zodiaco donde se emplazaba y la capital era Cáprica, una ciudad cosmopolita donde habitan seres de todas las colonias.

En este contexto los humanos crearon a los Cylons como fuerza de trabajo. Existían Cylons obreros, niñeras, conductores y por supuesto guerreros. Pero con el tiempo los Cylons tomaron conciencia de sí mismos, se organizaron y rebelaron contra sus creadores, y demandaron sus derechos como seres vivos y poseedores de una cultura propia. Al negárseles dicho derecho, se desató una cruenta guerra donde los humanos tenían todo que perder: el metal soporta más castigo que la carne.

Se acordó una tregua de 40 años con la condición que se les permitiese a los Cylons apartarse de la raza humana y evolucionar por si mismos, para luego de ese tiempo reunirse en un satélite neutral y repactar dicha tregua.

Luego de 40 años la sorpresa fue mayúscula al darse cuenta que los Cylons habían evolucionado al punto de ser físicamente igual a los humanos, pero con la capacidad de poder reencarnar, ya que al morir todos sus recuerdos y emociones son retransmitidos a un nuevo cuerpo.

Battlestar-Galactica-astronave-combate

Al igual que en la serie original, los Cylons aprovechan las conversaciones de paz para lanzar un devastador ataque a las 12 colonias, con la salvedad que en esta ocasión aprovecharon su apariencia humana para infiltrarse en la sociedad y llevaban años en esto sin que nadie lo notase.

Al mismo tiempo que los Cylons lanzaban su ataque definitivo se celebraba una ceremonia de despedida por el retiro del Almirante Adama y la nave insignia Galáctica, la cual ya era una reliquia e iba a ser transformada en un museo espacial. Al ser esta una de las pocas naves orbitando al momento del ataque logró salvarse y con la suerte de tener una buena dotación de naves caza y soldados a bordo, a causa de la ceremonia.

Es así como la humanidad queda devastada por una estrategia que tomó 40 años en fraguarse y el almirante Adama no le queda otra más que “aperrar” con la única nave funcional de toda la flota, recuperar a todos los sobrevivientes que sea posible y huir de inmediato, ya que los Cylons están determinados a eliminar todo rastro de la humanidad, y dada su superioridad numérica y estratégica no hay posibilidad de hacerles frente.

Como no pueden mantener a la Galáctica y el resto de naves colonias a la deriva en el espacio eternamente, ya que los recursos no son inagotables, la única solución posible es buscar otro planeta que colonizar. Antiguas leyendas hablaban de un treceavo planeta colonia: la Tierra. Así comienza el éxodo, el cual no sería tranquilo, ya que la determinación de los Cylons por borrar a toda la raza humana sigue intacta y tienen a su favor la maquinal capacidad de no cansarse. Además, dentro de las filas humanas existen Cylons infiltrados, pero ni ellos mismos saben que lo son, así que cualquier persona podría ser uno de ellos.

En medio de esto se desarrollan conflictos políticos y sociales, con elecciones presidenciales de por medio, batallas espaciales, dramas humanos y morales, sectas religiosas y uno que otro triángulo amoroso (no podía faltar).

La nueva franquicia: Battlestar Galactica

Battlestar-Galactica-logotipo

Battlestar Galactica está compuesta por 4 temporadas, dos películas y 10 webisodios (cortometrajes disponibles en su momento solo a través de internet), todo 100% recomendable si te gusta la ciencia ficción madura y con contenido. Se destaca la actuación de Edward James Olmos, quien se hizo conocido en la serie Miami Vice por su papel del Sargento Castillo o en la película Blade Runner como Gaff, quien encarna a un Comandante Adama humano, con falencias y atribulado ante una responsabilidad que no deseaba y tuvo que aceptar, enfrentado constantemente a decisiones que cuestionan la moral y la ética.

En mi humilde opinión es lo mejor en ciencia ficción que he visto, prácticamente no hay desperdicio, las actuaciones son muy convincentes y tanto los efectos como la trama están a la altura del mejor guión televisivo.

Menciones especiales

Battlestar-Galactica-flota-naves-espaciales

  • En el primer capítulo de la serie los Cylons atacan a la Galáctica cada 33 minutos, durante 132 horas (¡5 días y medio!), dejando a la tripulación completamente exhausta, sin posibilidades de dormir o descansar, desgastando sus fuerzas y su moral.
  • Un tribunal que decide casi a dedo y por simpatía quien es traidor y quien no, y lo lanzan por la escotilla al espacio.
  • La ceremonia del  box: todos tienen un turno para subir a un ring, ponerse los guantes y solucionar temas pendientes con cualquier persona sin represalias, da lo mismo si eres hombre o mujer, soldado u oficial (el turno de Apolo es notable pero el de Adama… ¡Ufffff!).
  • El momento en que los Cylons infiltrados descubren quienes son y cuál es su misión.
  • Cualquier escena donde aparezca Tricia Helfer ¡OMG!.

datoÑoño de Battlestar Galactica

Battlestar-Galactica-adama-vintage

  1. El remake que menciono en esta reseña no fue el primer intento por resucitar la franquicia. En el año 1980 apareció una secuela llamada Galactica 1980, que contaba con Lorne Green como parte del elenco original. El resultado fue desastroso y afortunadamente tuvo una corta vida de 10 capítulos.
  2. El año 2009 salió al aire Cáprica, una precuela de la serie del 2003, donde se mostraría el origen de los Cylons. La promesa fue muy alta y el resultado bastante mediocre, y fue cancelada en el episodio 18 de manera indefinida. Si se atreven a verla notarán que en el último episodio lanzan absolutamente todo el material que tenían preparado para otras temporadas en 40 minutos, ¡DE LOCOS!, es como escuchar al difunto Scatman John.
  3. El 2012 aparece otro intento de rescatar la franquicia, nuevamente de la mano de una precuela, pero con un proyecto mucho menos ambicioso: Battlestar Galactica: Blood & Chrome (Sangre y Cromo); una web-serie de 4 capítulos que contaría la historia de el joven cadete Adama, su llegada a la Galactica y el inicio de la guerra contra los Cylons. Se lanzo vía internet y luego se compilaron los 4 capítulos como TV film. Aún no la veo completa así que no puedo dar mayores luces al respecto, pero en IMBD tiene una respetable nota 7,1 (en una escala del 1 al 10).

Evolución del Cylon

Para cerrar, una infografía graciosa y muy clarificadora de cómo evolucionaron los Cylons… y por consiguiente, la misma serie de TV: Galactica Astronave de Combate.


banner-star-wars-clon-cine-compartir

Comments

comments

Comenta con tus amigos...