Publicada en

La CIA es nada comparado con Google

Atención conspiromaniacos del mundo, una nueva amenaza cae sobre nuestras cabezas y aunque suene divertido o inventado, el peligro es real.

barak-obama-usa-espionaje-internet-seguridad-informatica

¿Cuantas veces oíste que la CIA escucha teléfonos en todo el mundo o que la NSA puede seguir tus pasos vía satélite? Muchas. Y nos espantamos por el abuso de poder que suponen estos viciosos actos de espionaje. Pero la verdad es mucho más cotidiana que eso y a la vez, mucho más terrible, porque aunque todos lo sabemos, a nadie parece importarle. Obviamente, cuando empiecen a surgir los problemas (porque surgirán problemas, créeme), los políticos improvisarán leyes que cuando sean aprobadas otras formas de espionaje habrán nacido.

Partamos con lo obvio. Por ejemplo, esperas un hijo y mágicamente aparece publicidad de coches, cunas y mudadores, y en todos lados, en tu mail, en las páginas web que visitas y en tus redes sociales. Sin embargo, sabemos que la magia no existe así que debe haber otra explicación. Por supuesto, un ñoño sabe que Google realiza un seguimiento de todo lo que haces en internet y es lógico que si tus búsquedas dicen cosas como “nombres de bebé” o “cuidados de la madre” o “maternidad responsable”, pues bueno… la explicación está de más.

Sin embargo, esta invasión a la privacidad es irrelevante, pues es lógico que quien te vende un servicio sepa que servicio compras. Y que usen esta información para fines comerciales es lo esperable, dado que se trata de una empresa. Pero wait, no es ese mismo tipo de comportamiento el que castigamos y prohibimos a las instituciones de inteligencia de los países, como la CIA (Central of Intelligence of America) o nuestra ANI (Asociación Nacional de Inteligencia). Obviando las mentiras implícitas en los nombres de ambas instituciones de espionaje, lo importante es que peleamos por la privacidad y los derechos civiles contra las instituciones de Estado, mientras que empresas privadas barren con nuestro derecho y nadie dice nada. Ni Estado ni ciudadanía.

Ahora, alguien opinará que esto es exagerado, que solo es información sobre el uso de la red de redes, pero es mucho más que eso y para probarlo les daré 6 links donde Google guarda información tuya que ni tú mismo conocías. Es más, no resulta exagerado afirmar que Google sabe más de ti que tú mismo.

agente-00ñoño-mision-congreso-conspiracion-reptiliano-0

Google te conoce

Consumo de productos

Tengas o no una cuenta en Google Plus, ellos tienen un perfil básico tuyo: sabe qué edad tienes, cuál es tu género y tus gustos, en función de las búsquedas que realizas a diario. Esta información es usada para publicidad dirigida y es apenas la punta del iceberg en la violación de tus derechos. ¿Quieres saber qué es exactamente lo que saben de ti? Sigue este link.

Te sigue a donde vayas

Si usas un dispositivo Android con conexión a internet, Google también conoce cada movimiento que has dado. De hecho, conocen tus paseos mejor que tú. Por suerte, también puedes descubrir a donde  has ido y quién sabe, quizá recuerdes donde se te perdieron las llaves. ¿Cómo hacerlo? Sigue este link

Tu vida en Google

Todo lo que has hecho y dejado de hacer dentro del buscador más grande del mundo está guardado en tu archivo privado, la historia de tu vida a través de los fríos ojos de la máquina. Para ver tu historia, sigue este link.

Lo sabe TODO

Cuándo, dónde y qué. Todo eso lo conoce Google, pero tambien sabe desde qué dispositivo te conectas y tu dirección IP, así que aunque intentes ocultar tu ubicación inhabilitando el GPS, igual descubrirá donde estás. ¿No me crees? Comruébalo tú mismo, visista este link.

Google te cuida

Como no todo es blanco y negro, Google espía pero te ofrece la posibilidad de ver quién más lo hace, porque  ellos no son los únicos que siguen tus pasos. Puedes ver quién más te espía y cuánto saben de ti. Para eso, sigue este link.

Baja la historia de tu vida

Por último, para que no digas que no te lo advertí, puedes averiguar todo lo que sabe Google de ti y la forma en que ve esta información. Para eso puedes bajar tu archivo de los servidores del buscador y comprobar con tus ojitos todo lo que conté en esta entrada. Baja tu historial aquí.

google-espionaje-internet-seguridad-informatica

Google sabe mas que la CIA

Ahora que conoces la cruda verdad, dejarás de preocuparte por satélites espías u hombres de negro que andan tras tus pasos, porque todo lo que alguien quiera saber de ti lo puede encontrar en la red de redes. Así que la próxima vez que pienses en marchar por los derechos civiles, empieza por pedir leyes contra el espionaje en internet y el uso de esa información.

Por otra parte, también quiero destacar que es gracias a que Google se preocupa de este tema y tus libertades (sin olvidar sus objetivos comerciales, por supuesto) es que por lo menos permite acceder a toda la información que recopila y configurar nuestras opciones de privacidad, pero les aseguro que la mayoría de los proveedores de servicios digitales no son tan generosos con la información que obtienen.

Ya estamos atrasados

Después de leer esto, muchos se sentirán aliviados, pues por lo menos el tema está en el tapete y eso implica que los políticos algo tendrán que hacer al respecto, a la vez que las empresas también se debieran autorregular para cuidar las apariencias, así que ingenuamente se conformarán con las regulaciones que aparecerán en el futuro para proteger nuestra vilipendiada privacidad. Pero les digo, ya estamos atrasados. En esta entrada solo hablo de la invasión del computador en el hogar, de como tu conducta de consumo por internet se transforma en información con nombre y apellido, pero todo esto es apenas la punta del iceberg.

Con la llegada de los dispositivos móviles, ahora no solo consumimos internet sentados en la oficina o en la casa, también lo hacemos mientras manejamos, mientras comemos, mientras hablamos por teléfono. ¿Y quien regula la transparencia de los permisos que exigen las app de nuestros dispositivos móviles? Nadie. Por ejemplo, Twitter, Facebook y casi todas las aplicaciones móviles acceden a tu cámara, micrófono y teléfono, sin tu consentimiento. Esto es necesarios para que ellos entreguen el servicio que ofrecen. Por ejemplo, como podrías twittear si la app no tiene acceso a tu internet o como podrías realizar una videollamada a través de Facebook si no permites que Facebook encienda tu cámara. Pues bueno, eso lo comprendo, pero por qué puede escuchar conversaciones telefónicas o prender la cámara del teléfono si estás, por decir algo, bebiendo un trago. Y más importante aún, quién nos podrá defender ahora que se fue el Chapulín, porque como ya mencioné al principio, cuando la clase política se preocupe de regular sobre este tema, ya no habrá secretos que proteger.

por I. C. Tirapegui

adv-heroes-en-sombras-hulk

banner-pac-man-compartir

Comments

comments

Comenta con tus amigos...